En Suecia, los niños de edad prescolar no aprenden a leer, como en el Reino Unido o los Estados Unidos. En el kindergarden sólo juegan y se socializan. Como dice una madre de familia, “los niños deben tener la posibilidad de ser niños”.
Los niños suecos inician su aprendizaje de la lectura y la redacción en primero de primaria. En ese momento ya están maduros e interesados en ese tipo de aprendizaje. Resulta que, al terminar la primaria, los niños suecos son de los primeros en lectura en toda Europa.
Muchos niños que aprenden a leer antes de entrar a primaria terminan por detestar la lectura a lo largo de su vida. Esto no sucede con los niños suecos. Quizá por eso Suecia está llena de bibliotecas a las que van regularmente esos niños (por cierto: esas bibliotecas pagan derechos de autor cada vez que un lector pide un libro).







Visto en: "Intercambio"

No hay comentarios:

Publicar un comentario